La vida en colectivo: las abejas

On 11 de julio de 2014 by femeniname

Siempre me ha impactado el comportamiento de las abejas. Cómo forman un superorganismo que funciona como un único ser, aún siendo una población muy numerosa. Es impresionante cómo cada componente sabe cuál es su función en el colectivo para que así puedan sobrevivir. En una colmena el individuo cede su valor en favor de la colectividad de todas las abejas.

abejas_colectividad

La colmena es una familia muy bien organizada, donde todos sus habitantes tienen su trabajo y por ello son considerados los animales con mayor grado de sociedad. En estas colmenas viven una abeja reina, miles de obreras y los zánganos.

La reina es la madre de todas las obreras y zánganos de la colmena. Puede vivir hasta 5 años y aunque parece que “vive como una reina” no es así porque se pasa casi toda su vida poniendo huevos. Es la única que pone huevos y puede llegar a poner hasta 3,500 huevos al día.

Las obreras viven unos 35 días. Son las que cuidan de todos los habitantes de la colmena y además fabrican y recolectan los alimentos. Son las más numerosas y pueden llegar a ser hasta 80,000 en primavera. También son hembras pero normalmente no se reproducen. Si se sienten atacadas, para defenderse, pueden clavar su aguijón.

Los zánganos son los machos de la colmena, no trabajan y su función es fecundar a las nuevas reinas. No tienen aguijón, son menos numerosos y viven unos 3 meses.

Los alimentos que recolectan y mantienen a la colmena son:

  • La miel: se fabrica a partir del néctar que las obreras recolectan de las flores
  • El polen: Lo recogen las obreras en las flores y es muy rico en proteinas, minerales y vitaminas.
  • La cera: es el material que sirve para hacer los panales, formando celdillas hexagonales.
  • La jalea real: es el alimento estrella de la colmena, lo producen las obreras.
  • El propóleo: es la medicina que elaboran las abejas obreras para desinfectar la colmena.

Las abejas se comunican con los olores y con una danza del “8”. Al regresar a la colmena, indican a sus compañeras en qué dirección y a qué distancia se encuentra el alimento. Si éste está cerca, hacen la danza circular, si está lejos hacen la danza del contorneo.

Para elaborar medio kilo de miel las abejas abordan hasta 3 y 4 millones de flores, lo que supone unos 80,000 kms. de vuelo (2 vueltas completas a la tierra)

Es fundamental la influencia que tienen las abejas y otros insectos para la alimentación del ser humano y de todos los animales por la polinización, por la productividad de las cosechas y porque la flora silvestre precisa de esta polinización.

Por ello tenemos que ser conscientes de las amenazas que sufren las abejas actualmente: plaguicidas, monocultivos extensivos, parásitos  y el estrés que pueden producir las empresas de colmenas para sacar más provecho a la producción.

Fuentes:

Museo de las abejas

Ecocolmena

Deja tu comentario