Cincuenta sombras de Grey toca nuestra fibra sensible

On 12 de julio de 2012 by femeniname

Casi todos los veranos los identifico con un libro en las manos. Vacaciones supone tener algo de tiempo libre y leer es un placer. Hablando de placer, hay un tipo de lectura erótica a la que nunca había tenido el gusto de tener entre mis manos y eso fue exactamente lo que me pasó el día que me compré “Cincuenta sombras de Grey”.

cincuenta_femeniname

Comencé el libro con mucha curiosidad, me enganchó y al terminarlo me quedé con ganas de más (más libro, por supuesto…). Ya han salido los otros dos de la trilogía, el segundo (Cincuenta sombras más oscuras) ya lo tengo en mis manos y el tercero (Cincuenta sombras liberadas) caerá.

Christian Grey es un hombre guapo, triunfador en su trabajo, con dinero, educado, pero con muchos problemas emocionales arraigados desde su infancia y sus posteriores relaciones con las mujeres. Basa toda su vida en las relaciones sadomasoquistas, ha conocido innumerables mujeres a las que ha dominado y jugado con ellas porque una mujer hizo lo mismo con él. Es un personaje complejo, atractivo, hiriente, duro, sexual, dominante, inaccesible, intrigante, con muchos secretos y 50 sombras.

Anastasia, es inocente, joven, guapa, inexperta. El prototipo ideal de mujer para un hombre dominante. Sus primeras relaciones las mantiene con Grey y descubre la sexualidad a través del sado. Lo más impactante es la evolución de Ana que disfruta del sexo por sometimiento hasta que descubre la verdadera sombra de su amante.

Es un libro erótico que engancha, que acelera, que anima, que revuelve, que apasiona, pero hay que tener una mente abierta, ahora entiendo por qué en EEUU lo calificaron como lectura “porno para mamás”. Creo que el éxito de su escritora es acercar a las mujeres un tipo de lectura sensual, erótica y altamente sexual que habitualmente es exclusiva del hombre. Brindo por ello!!! Simplemente con leer el libro la fantasía te hace volar …

Recomiendo este libro, recomiendo su lectura y lo que te hacen reflexionar sus personajes sobre el sexo, el amor, el dolor y el placer.

Y me quedo con una frase: “Polvo de vainilla”… continuará…

A. Aliseus


9 Responses to “Cincuenta sombras de Grey toca nuestra fibra sensible”

Trackbacks & Pings

Deja tu comentario