Voy a hacer ejercicio

On 24 de junio de 2014 by femeniname

Si nuestro médico nos dice que haciendo ejercicio podemos adelgazar, reducir riesgo de cardiopatía y osteoporosis, disminuir el síndrome premenstrual, mitigar la depresión, las migrañas y mejorar nuestra vida sexual, la elección es fácil: voy a hacer ejercicio.

Justo en este momento es cuando aparecen los “es que”:

  • Es que nunca he hecho ejercicio
  • Es que no estoy acostumbrada
  • Es que no encuentro un ejercicio adecuado a mis características
  • Es que soy muy mala para los deportes
  • Es que soy incapaz
  • Es que no tengo dinero para ir al gimnasio
  • Es que soy muy torpe
  • Es que estoy muy cansada
  • Es que no tengo tiempo

La lista puede ser interminable, lo que no nos damos cuenta “es que” tampoco tenemos que llegar a ser deportistas de élite para estar un poco en forma ni acudir al gimnasio obligatoriamente. Hay estudios que demuestran que con caminar media hora todos los días a paso rápido ya podemos notar el “estado de ánimo eufórico del corredor”.

hacer_ejercicio

Vamos a elegir un ejercicio divertido, por ejemplo si andar nos aburre, podemos elegir la bicicleta. Si preferimos el ejercicio con más personas, podemos quedar con nuestras amigas y correr un rato todos los días o jugar a deportes de raqueta como tenis o pádel.

Vamos a ser realistas. Si nunca hemos hecho ejercicio, tampoco vamos a correr dos horas y pretender estar como nuevas. Si comenzamos con planes muy ambiciosos tenemos tendencia a sentir el fracaso y abandonar. Poco a poco se llega más lejos, podemos optar por un paseo a ritmo rápido varias veces por semana. Es mejor no exigirnos demasiado.

Vamos a incoporar el hecho de hacer ejercicio como una actividad más de la vida cotidiana: subir las escaleras andando, dejar el coche más lejos del sitio donde vamos.

Vamos a recompensarnos. Cada vez que logremos una meta que nos hayamos marcado, vamos a recompensarnos.

Vamos a crear un entorno adecuado. Prepararemos ropa adecuada para hacer deporte, quedaremos con amigas si nos gusta más y estaremos pendientes de los progresos que vayamos realizando.

Vamos a esforzarnos. Como el esfuerzo es un hábito, según los expertos se tarda entre 60 y 90 días en incorporar el ejercicio a nuestra rutina. Sin esfuerzo es difícil que lo consigamos.

No hace falta mucho para encontrarnos mejor y vivir mejor

 

Deja tu comentario