Las ventanas de Hopper en Madrid

On 10 de agosto de 2012 by femeniname

Conocí al tan especial artista Hopper cuando era “más” joven  por una lámina que siempre me impactó: Habitación de Hotel. La soledad de la figura de la mujer, la tristeza y su aparente desamparo siempre me emocionaron. Estas sensaciones se multiplicaron por 73 que son las obras que se exponen en Madrid.

Sin duda una de las exposiciones únicas que no nos podemos perder este verano en Madrid es la obra de Edward Hopper (1882-1968) en el Museo Thyssen-Bornemisza que, desde junio hasta el 16 de septiembre, alberga su colección más importante fuera de Estados Unidos y en la que podremos disfrutar de cuadros que sólo se han expuesto en contadas ocasiones en Europa.

Hopper plasmó como nadie el aislamiento de la sociedad norteamericana de principios del siglo XX. Sus figuras hablan de la soledad, el abandono, el vacío y el estancamiento de la vida en la ciudad. Pero también, y sobre todo, expresan retiro, meditación y aspiración. A través de su pintura denuncia la deshumanización que padece la sociedad, la falta de calor humano. Como podemos observar las figuras tienen los ojos inexpresivos o negros, miradas que se pierden en el horizonte y que nunca entran en contacto con los de otra persona. El sentimiento de soledad que proyectamos a sus personajes, no deja de ser un reflejo de la nuestra, ya que somos los espectadores de escenas simples y familiares.

La luz es fundamental, primordial en toda su obra. Ella es también su unidad. La luz de sus pinturas es tan marcada que, a veces, parece artificial. Es brillante y blanca, con lo que ayuda a reforzar la idea despersonalizada de sus cuadros. La luz no disuelve los objetos, los rodea.

Hopper utiliza como método el realismo, prueba de ello son los cuadros de las gasolineras, las fábricas y los hoteles. Pero a pesar de este realismo, no sobrecarga sus escenas, a veces retrata simplemente una cama o paredes sin ningún tipo de ornamentos. Es importante la facilidad que tiene de expresar escenas cotidianas: en la oficina, cosiendo, escenas familiares, etc.

composicion_hopper_femeniname

Además a Hopper se le califica como pintor cinematográfico, por ejemplo Hitchock plasmó en algunas de sus películas la estética del pintor. Este nexo con el cine lo podemos vivir también en la última sala de la exposición, donde el cineasta estadounidense Ed Lachman ha recreado Sol de la mañana (1952). Lachman reproduce en tres dimensiones la escena del cuadro, desvelando la utilización de ciertos recursos cinematográficos en las obras de pintor.

En esta sala nos invitan a escribir qué piensa la mujer protagonista del sol de la mañana en ese instante. Su historia en un próximo post…

soldelamanecer1952_femeniname

Más información en: http://www.museothyssen.org/microsites/exposiciones/2012/hopper/

Un consejo, os recomiendo adquirir de forma anticipada las entradas tanto online, por teléfono o en la taquilla del museo. La exposición se visita con hora de acceso cada 15 minutos.

14 Responses to “Las ventanas de Hopper en Madrid”

  • Quizá ya lo hayas visto pero te dejo este enlace. http://youtu.be/4tgzFalhMEI

    Me gustaría poder ir antes de la fecha a Madrid para verlos, de otra manera tendré que esperar a que venga a Barcelona.

    Habría que averiguar por qué hay tanta soledad en los cuadros de Hopper y a la vez tantas ventanas… abiertas al mundo.

    Besos.

  • sarap

    No me entero de na. Que bien que te sigo. Voy sin falta. Gracias por informarnos.

  • Era un hombre introvertido y callado, al contrario que su mujer y musa (a la que retrata en el cuadro ya en la vejez en “Sol de mañana”). Su vida fue un continuo viaje por Estados Unidos en la época de la Gran Depresión.

    Coincido contigo en que “La habitación de Hotel” es genial. Ella está mirando un horario de trenes, una viajante. Asociamos la soledad a la tristeza y la mujer sola al desamparo.

    La exposición de Rafael en el Prado tiene obras que merecen la pena, hay a las 11 y a las 17 h en el salón de actos una “Las claves para entender a Rafael” hasta completar aforo, yo no la vi por que la cola era considerable.

    Hay unos cuantos cuadros que merece la pena ver pero me parece caro, 12 € (negoco claro) unos son del Prado y los otros espermos tener ocasión de verlos de nuevo

    😉 B,

  • libelia

    Hola Femeniname! Aprovecho para decirte que te he nomiando a los Seven things about me” Award. No sé si podrás seguir la cadena de estos premios simbólicos, pero quería darte a conocer entre la gente que sigue mi blog. Un abrazo.

Trackbacks & Pings

Deja tu comentario